¿Qué es el Aprendizaje Activo?

Es un método de enseñanza que involucra a los estudiantes en los contenidos que están aprendiendo. Para ello, se realizan actividades de resolución de problemas, tareas de escritura, discusiones en grupo, actividades de reflexión y cualquier otra tarea que promueva el pensamiento crítico sobre el tema que se imparte en clases.

El aprendizaje activo logra que los estudiantes desarrollen habilidades que les permita ver de forma crítica los temas, dejando de lado el modelo con el que los alumnos son solo receptores de contenidos incapaces de brindar un punto de vista.

El aprendizaje activo funciona porque involucra a los estudiantes en el proceso de aprendizaje. Tiene varias ventajas, entre ellas:

Los maestros y los estudiantes obtienen una mayor interacción.

Los estudiantes reciben retroalimentación frecuente e inmediata de los instructores durante las actividades de aprendizaje activo.

Los estudiantes aprenden a través de la colaboración y la interacción con otros estudiantes.

La enseñanza es más inclusiva, así los alumnos con diferentes estilos de aprendizaje reciben una experiencia personalizada.

Sobre este tema, Aprendizajes Activos, te compartimos una investigación realizada por el Observatorio de Educación de la UNAE, institución con la que la Red Ecuatoriana de Pedagogía realiza actividades conjuntas, encaminadas a alcanzar una transformación educativa en el país.

Investigación: Aprendizaje Activo para las Ciencias Naturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *